El bando contra incendios fija multas de hasta un millón de euros

Operarios municipales retirando pasto /HOY
Operarios municipales retirando pasto / HOY

Los propietarios de solares y terrenos en una franja periurbana de 200 metros están obligados a mantenerlos limpios

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Multas de hasta un millón de euros -tal y como dicta el Plan Infoex- recoge el bando de alcaldía sobre medidas de prevención y lucha contra incendios, que se acaba de hacer público ante la entrada en vigor el sábado de la Época de Peligro Alto de incendios forestales, que se prolongará hasta el 15 de octubre.

El objeto de las medidas dictadas es que los propietarios de solares urbanos y terrenos ubicados en una franja de prevención de 200 metros alrededor del casco urbano mantengan limpios los mismos de maleza, pastos y cualquier otro material susceptible de arder.

En el bando la alcaldesa en funciones, Raquel Medina, dice que «es motivo de preocupación el peligro de incendio de nuestros montes, acentuado por la abundancia y previsibles altas temperaturas». De ahí su publicación, máxime ante la existencia de estos terrenos junto a viviendas, por lo que las llamas podrían propagarse a zonas habitadas, como en no pocas ocasiones ha estado cerca de ocurrir temporadas estivales atrás.

En el bando se señala que en caso de incumplimiento por parte de los particulares, el Ayuntamiento «podrá ejecutar subsidiariamente la limpieza de los mismos, con costes a cargo de los propietarios y sin perjuicio de la tramitación de la correspondiente sanción económica».

Sin comunicación previa

Aquí aclara que no es necesario recibir comunicación o advertencia previa personalizada por parte del Ayuntamiento, «sino que es obligación de los particulares su observancia desde el mismo momento de la publicación de la Orden por la que se establece la época de peligro alto de incendios».

De igual forma se hace hincapié en la necesidad de la colaboración vecinal, señalando que cualquiera que advierta del inicio de un incendio deberá intentar su extinción con urgencia, «siempre y cuando la intensidad del fuego lo permita», o bien alertar a las autoridades y llamar al teléfono único de emergencias 112.

Para concluir, Raquel Medina muestra su deseo de que «todo el vecindario cumpla con esmero las normas de prevención y colabore con verdadero espíritu cívico».