Acceso motivo de la polémica en la calle Jacinto Benavente / MAM

El Ayuntamiento no admitirá «más insultos ni chantajes» de los vecinos

Así lo advierte el portavoz municipal adjunto, Juan Máximo Villar, tras un nuevo capítulo de la polémica en torno al acceso a la vivienda de los padres del conocido lotero Rafael Macías

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

«No voy a consentir ni un insulto más, ni que se me acose, ni coacciones, porque no me voy a saltar en ningún momento ningún informe técnico». Son palabras del portavoz municipal adjunto, Juan Máximo Villar, tras la llamada recibida en la mañana del jueves de Rafael Macías, un conocido lotero local.

Se trata de un episodio más de la polémica suscitada a raíz de la solicitud de Macías de mejoras en el acceso a la vivienda de sus padres, con movilidad reducida, en un bloque de viviendas ubicado en la calle Jacinto Benavente, llegando a protagonizar una huelga de hambre frente al Ayuntamiento.

Según relató Villar -que tras la llamada telefónica a su número personal decidió denunciar lo ocurrido- en la misma mañana del jueves los trabajadores municipales comenzaron a ejecutar la solución adoptada por la Oficina Técnica. Consiste –explicó– en la creación de una plaza de aparcamiento para minusválidos de cinco metros con un cebreado posterior de otros tres metros, que coincide con el acceso al portal en cuestión.

De esta forma –señaló– frente al acceso al bloque nunca habrá ningún coche estacionado y las sillas de ruedas podrán acceder y maniobrar con suficiente holgura. Es más, el cebreado estará delimitado de forma física para que ningún vehículo pueda acceder.

Sin embargo, Rafael Macías ha solicitado un paso de cebra, algo que la Oficina Técnica no habría autorizado, recordando que se trata de una calle muy transitada, tanto por vehículos como por peatones, por lo que deben dar «la mejor solución para todos».

El culpable de todo

Tras iniciarse dichos trabajos «recibo una llamada de él en la que me lanza todos los insultos que cree convenientes y un acoso emocional […] diciéndome que yo soy el culpable de todo lo que le ocurre a su familia y eso no lo voy a consentir«.

Macías ha avanzado que responderá a lo largo de la semana, cuando su situación familiar se lo permita, a las palabras del concejal de Ciudadanos.