La asociación Raíces de Peraleda desaconseja las visitas al dolmen de Guadalperal por seguridad

La asociación Raíces de Peraleda desaconseja las visitas al dolmen de Guadalperal por seguridad

El colectivo pide a las instituciones que controlen el acceso hasta que decidan qué hacer con el monumento megalítico

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La asociación Raíces de Peraleda desaconseja, por motivos de seguridad, las visitas masivas que se vienen haciendo desde esa población al dolmen de Guadalperal hasta que alguna institución controle el acceso al monumento megalítico.

Así lo dice en un comunicado el mismo colectivo que hace dos semanas, tras visitar la zona, comprobó que, «a diferencia de otras ocasiones, estaba totalmente visible y en suelo seco. Entonces decidimos enviar una nota a los medios de comunicación lanzando la petición a las autoridades competentes para que aprovechasen esta ocasión única para rescatar el monumento del agua, pues ya estaba dando muestras claras de degradación».

Sin embargo ellos mismos reconocen que nadie podía prever la repercusión que ha tenido la noticia, desbordando no solo los límites regionales sino también las fronteras nacionales, «haciéndose viral por todo el planeta. Esto ha provocado una avalancha de visitantes que no para de aumentar».

Ante ese hecho lanzaron la voz de alarma en varios medios pidiendo que las instituciones organicen de algún modo «este caos y pongan vigilancia en el dolmen para proteger las piedras. Pero también nos preocupa mucho la seguridad de los visitantes, que sin información ni control se meten y saltan por donde les parece, creando serios conflictos con los dueños de las fincas privadas que están indignados y que se ven en ocasiones gravemente perjudicados. Además el fuerte calor está provocando numerosos percances por agotamiento y golpes de calor, ya que es necesario andar unas dos horas a pleno sol (y otras dos de vuelta) por la orilla del pantano hasta llegar allí y mucha gente no viene preparada ni equipada».

Igualmente les preocupa el monumento en sí, dado no hay vigilancia in situ ni nadie que pueda controlar «lo que hagan las decenas de personas que suele haber continuamente en el lugar».

Asimismo recuerdan que si bien el dolmen se encuentra en término de El Gordo el acceso se hace por Peraleda, «un pueblo demasiado pequeño para poder manejar una situación tan grande. Se necesitaría que otras autoridades superiores se hagan cargo inmediatamente de organizar este caos antes de que tengamos que lamentar víctimas humanas, físicas o patrimoniales».

Nadie hace nada

Por todo ello, «y viendo que nadie está haciendo nada», han querido asegurarse de que las partes implicadas se enteren de la situación a través de los medios de comunicación y de la notificación que han enviado al Ayuntamiento, la Diputación, la Junta de Extremadura, el Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional «para que los políticos responsables se enteren y actúen. Y hasta que se haga algo al respecto, solicitamos que se haga público que las visitas al dolmen están totalmente desaconsejadas desde Peraleda por motivos de seguridad».

Por último, Raíces de Peraleda alerta de que el nivel del pantano de Valdecañas está subiendo rápidamente, hasta 40 centímetros en una sola jornada.

«Mientras en Madrid siguen debatiendo si deberían o no sacarlo, y es muy probable que ya sea demasiado tarde, la gente seguirá viniendo y las visitas se tienen que organizar de un modo seguro para todos».

Reunión en Madrid

Por lo que ha podido saber HOY, esta misma semana tendrá lugar la reunión solicitada por la consejera de Cultura, Nuria Flores, con el Ministerio del área para abordar el asunto.