Adenex y Ecologistas en Acción celebran el «final de la era nuclear»

Adenex y Ecologistas en Acción celebran el «final de la era nuclear»

Los antinucleares volvieron a concentrarse un año más el 8 de septiembre a las puertas de la central de Almaraz

El movimiento antinuclear, liderado por Adenex y Ecologistas en Acción, volvió a celebrar su particular Día de Extremadura a las puertas de la central nuclear de Almaraz para exigir su cierre inmediato, en junio del próximo año cuando termine la licencia de explotación en vigor y no en las fechas que han pactado el Gobierno y las empresas propietarias, 2027 y 2028 (según el reactor), siempre que lo apruebe el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Para las decenas de participantes en la concentración «estamos en el final de la era nuclear, que solo es el comienzo de su cierre, desactivación, desmantelamiento y puesta en seguridad de miles de toneladas de plutonio y uranio en todo el mundo».

Por eso volvieron a exigir el cierre de Almaraz, la central con los reactores «más envejecidos del parque nuclear española, que no cumple con las recomendaciones europeas de diseño sísmico post-Fukushima y que además sigue en funcionamiento con una cultura de seguridad puesta en evidencia por las reiteradas inspecciones del CSN».

Pero también por entender que el cierre de sus reactores supone «un hito positivo para toda la zona, permitiendo la creación de empleo justamente distribuido durante el periodo de 15 años de desmantelamiento y acondicionamiento efectivo, como así lo reconoce el estudio de impacto económico del cierre realizado en Vandellós 1 y publicado por Enresa en 2016».

Asimismo reclamaron que en este escenario de crecimiento de las energías renovables ni Iberdrola y ni otras industrias afines «deben tener la exclusiva, el monopolio ni la prioridad» de la energía eólica y fotovoltaica disponible en la región. Por el contrario entienden que debe hacerse de una manera descentralizada y dando protagonismo a los emprendedores y a las pequeñas empresas del sector repartidas por Extremadura.

«Necesitamos una región que use sus energías sociales y económicas sin más residuos radioactivos, que defina cuenta energía renovable necesita y dónde se instala para no acabar devastando gentes y ganas de construir un futuro sin falsas soluciones».

En recuerdo de Paquillo

En la mayoría de las intervenciones que se sucedieron en la concentración hubo un cariñoso recuerdo hacia un veterano activista antinuclear fallecido hace varias semanas, Francisco Javier López, Paquillo, que el 5 de octubre recibirá un homenaje por parte de Ecologistas en Acción, colectivo al que perteneció durante casi cuatro décadas.