La renovada Carrera de San Silvestre reúne a más de 300 participantes

La renovada Carrera de San Silvestre reúne a más de 300 participantes
Amador

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Generar una actividad lúdica y deportiva para disfrutar, solo o en familia, del ambiente festivo de los últimos días del año, además de dar animación y ambiente a la población. Esa es la pretensión que movió hace unos años a un establecimiento comercial, Yango, a poner en marcha la Carrera de San Silvestre, con la colaboración del Ayuntamiento, y que ha dado un salto notable en la edición que tuvo lugar el sábado con nuevo organizador, Fondistas Moralos.

Más experimentados en este tipo de eventos, decidieron adelantar la fecha, pasando de la mañana del 31 de diciembre al sábado anterior, al realizarse en otros muchos sitios y sobre todo porque la gente está pensando más en las celebraciones de la Nochevieja.

También apostaron por introducir la categoría de adultos, puesto que hasta ahora solo corrían niños y niñas desde el centro cultural La Gota hasta la plaza de España o el Jardincillo, que con el nuevo organizador se convirtió en el centro neurálgico. De su entorno salieron los chupetines pasadas las seis y media de la tarde, para hacerlo después, a intervalos de diez minutos, prebenjamines, benjamines, alevines, infantiles y cadetes.

Chocolate con churros

Sobre las siete y media llegó la carrera general, que unió a los mayores con los niños y jóvenes que quisieron recorrer los 1.500 metros del circuito trazado. Al término de cada prueba se entregaron premios a los tres primeros clasificados de todas las categorías a partir de prebenjamín.

La renovada San Silvestre morala se cerró con una invitación a chocolate con churros a los participantes, alrededor de 300, y a sus acompañantes, que no pudo ser más oportuno ante el frío de esas horas.