El presupuesto municipal del 2019 incluye una partida para convertir el Centro Moralo en un albergue juvenil

El Centro Moralo se quiere convertir en un albergue juvenil /MAM
El Centro Moralo se quiere convertir en un albergue juvenil / MAM

Para el equipo de gobierno son «progresistas y compartidos»; para la oposición «están inflados y no son reales»

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La transformación de la parte del Centro Moralo que se ha donado al Ayuntamiento en un albergue juvenil es una de las novedades destacadas que dejó el pleno que se celebró en la noche del jueves para aprobar los presupuestos municipales del 2019. También llamó la atención, entre otras muchas cifras, la subida de 40.000 a 140.000 de los ingresos por multas. Las últimas cuentas de la legislatura se aprobaron con 9 votos a favor, de PSOE, Grupo Independiente y Extremeños, y 7 en contra, de PP y Ciudadanos. Volvió a ausentarse por motivos laborales el concejal de IU.

El primero en intervenir fue el portavoz de Ciudadanos, Ángel Muñoz, que acusó al gobierno municipal de falta de planificación y de no querer consensuar nada con la oposición al no facilitarles un borrador de los presupuestos con tiempo suficiente para poder hacer aportaciones. Asimismo criticó al Grupo Independiente y a Extremeños por su apoyo incondicional y al PSOE por volcar todo su esfuerzo en los servicios sociales y no hacer nada para que «vengan empresas y se cree empleo estable».

Muñoz recibió una respuesta contundente de los grupos aludidos. Para el regionalista Alain Rodríguez Quirós -edil de Hacienda- el representante de Ciudadanos no se había leído el presupuesto, cuando «es el mejor de los últimos años». Para la independiente Ángela Miguel, «había dicho una cantidad de tonterías», puesto que ha sido «muy participativo», ya que ellos se han reunido varias veces con el equipo de gobierno y se han aceptado sus peticiones, como subvenciones para el instituto Albalat y la Fundación Concha para distintas actividades.

Miguel Ángel Sierra, del PP, dio la razón a Ángel Muñoz en cuanto al poco tiempo que han tenido los grupos de oposición para estudiar las cuentas. Pero sobre todo censuró el bajo porcentaje de ejecución de los presupuestos de los últimos años. De hecho cree que «se inflan, porque si se queda dinero sin gastar es que no se corresponde con la realidad. Sobre el papel son unas cifras magníficas, pero que si entra en el fondo se desinflan, no son reales».

Tampoco comparten algunas de las inversiones previstas y echan en falta otras, como la renovación de la cubierta del pabellón, el acceso al ferial del Canchigordo o la musealización de La Gota.

«No son los presupuestos que haría el PP», afirmó.

Progresistas y compartidos

Para Iñaki Rodríguez, portavoz del grupo socialista, los presupuestos son «progresistas y compartidos», con una apuesta por el empleo, los servicios públicos, el gasto público, las inversiones, los colectivos, las personas y la sostenibilidad financiera. A continuación detalló cada uno de esos apartados, empezando por el empleo, con 1.721.100 euros, repartidos en seis programas y con aportación de cuatro administraciones para hacer 288 contrataciones.

Después avanzó algunas de las inversiones previstas, como los 800.000 euros que completarán la renovación del alumbrado público, 415.000 para nuevas actuaciones de urbanización en zonas industriales y la canalización de la calle Tamarindo, 300.000 para convertir el Centro Moralo en un albergue juvenil, 40.000 para seguir con la renovación de los parques infantiles y otros 40.000 para la recepción definitiva de la residencia de mayores con los últimos trámites relativos a certificados, OCAS, boletines y liquidación con la adjudicataria.

Asimismo señaló que son unos presupuestos «compartidos», puesto que cerca de 500.000 euros se repartirán entre colectivos sociales, culturales, deportivos, del Carnaval, juveniles o empresariales, además de destacar el incremento de las partidas de mujer, jóvenes, sanidad o comercio.

Los argumentos del portavoz municipal no convencieron a los concejales de PP y Ciudadanos, que tras varias réplicas y contra réplicas certificaron su voto contrario, frente a la aprobación de PSOE, Grupo Independiente y Extremeños pasadas las nueve la noche.

Los gastos ascienden a 14.813.285,99 euros y los ingresos a 14.824.540,07 euros.