El PP pedirá al Senado que inste al Gobierno a rechazar el cierre de la CNA y a prorrogar su vida útil

El PP pedirá al Senado que inste al Gobierno a rechazar el cierre de la CNA y a prorrogar su vida útil

El senador cacereño Diego Sánchez Duque ha presentado una moción en la Comisión de Transición Ecológica

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha presentado una moción, promovida por el senador cacereño Diego Sánchez Duque, para que la Comisión de Transición Ecológica inste al Gobierno a rechazar el cierre de la central nuclear de Almaraz «mientras cumpla con las condiciones técnicas y de seguridad exigidas» y autorice la prórroga de su vida útil para poner en marcha, en paralelo, un plan alternativo para la zona en la que se ubica.

El texto lo ha dado a conocer el propio Sánchez Duque, acompañado por la presidenta comarcal, Paloma López; el presidente local, Jaime Vega, y varios alcaldes y portavoces populares del Campo Arañuelo.

El senador recordó que en el programa electoral del PSOE se contempla cerrar las centrales nucleares al cumplir los 40 años de vida útil, como es el caso de Almaraz, así como declaraciones de miembros de los gobiernos de España y Extremadura en ese sentido, lo que cree ha llevado a una situación de «preocupación e incertidumbre» a miles de personas por su futuro laboral.

En ese sentido apuntó que con el cierre de la planta -considerada por los técnicos la más segura de Europea- se perderían unos 2.000 empleos directos e indirectos, 45 millones de euros anuales en los municipios de su entorno y 115 millones de euros en el conjunto de su actividad.

De ahí la petición que hará en el Senado para que se prolongue su vida útil, al tiempo que se ponga en marcha «de manera inmediata» un plan alternativo que genere, al menos «el mismo nivel económico y de empleo para la comarca». Porque Sánchez Duque es consciente que las centrales nucleares «tendrán que cerrarse en 10 o 15 años», pero de forma organizada. «No ahora, porque no hay nada de nada», insistió.

Más implicación de la sociedad

En otro momento, el senador popular pidió unidad a todos los partidos políticos en el objetivo de que la central no se cierre y más implicación a la sociedad civil para conseguirlo, «porque el tiempo corre y quizá cuando se quiera hacer algo sea tarde».

Una petición que cree se debería hacer también a las empresas propietarias de la planta en caso de no solicitar la prórroga de la licencia de explotación antes del 30 de marzo para mantener la actividad.

«Si existe voluntad política se puede negociar con las empresas para que no cierren. Hay que presionar a todos los niveles, empezando por el presidente de la Junta de Extremadura, que es amigo del presidente de Iberdrola», afirmó.

 

Fotos

Vídeos