La Junta inicia el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural la iglesia de Romangordo

La iglesia vista desde la plaza /EGR
La iglesia vista desde la plaza / EGR

«Sobresale la excepcional techumbre artesonada mudéjar que cubre toda la nave y el presbiterio del templo», dice la consejería de Cultura

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura acaba de iniciar el procedimiento para declarar la iglesia de Santa Catalina, en Romangordo, como Bien de Interés Cultural (BIC), lo que se traducirá, entre otros aspectos, en la protección del templo, así como de los inmuebles situados en sus proximidades.

El Boletín Oficial de la Provincia hacía público el viernes el inicio del procedimiento por parte de la administración autonómica para su declaración como BIC en la categoría de Monumento. Desde la consejería destacan que esta iglesia, con orígenes en el siglo XIV y sucesivamente ampliada en los siglos XV, XVI y XVII, posee un conjunto de valores histórico-culturales «que justifican su declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento. Sobresale la excepcional techumbre artesonada mudéjar que cubre toda la nave y el presbiterio del templo, datable a finales del siglo XV o inicios del XVI. Se articula la misma en cinco tramos conservados íntegramente, constituyendo uno de los ejemplos más relevantes de este estilo artístico en la comunidad».

Además, subrayan la existencia de cerca de una decena de bienes muebles, entre los que se encuentran tres esculturas de bulto redondo, una representando a San Francisco Javier, otra a San Antonio de Padua y la que representa a San Blas; el retablo ubicado en el lado del Evangelio, formando conjunto con el retablo mayor y otro en el lado de la Epístola; el propio retablo mayor (del siglo XVIII, de pequeño tamaño en relación al marco arquitectónico en que se encuentra); cuadro de ánimas (pintura al óleo sobre lienzo) y dos cálices, uno de estilo neoclásico purista, posiblemente de inicios del siglo XIX, y otro de estilo rococó tardío, del año 1800.

Desde el Ayuntamiento destacan que tras esta declaración Romangordo contará con dos bienes de interés cultural, al tener ya el yacimiento arqueológico de Majadat al-Balat.

 

Fotos

Vídeos