Extremadura aún tiene 40.000 empleados menos a jornada completa que en 2008

La región tiene más de 320.00 trabajadores a tiempo completo. :: HOY/
La región tiene más de 320.00 trabajadores a tiempo completo. :: HOY

El número de contratos indefinidos ya ha logrado rebasar en Extremadura a los que había hace una década

JOSÉ M. MARTÍN

Un trabajador con contrato temporal gana 1.090 euros menos anuales en Extremadura que en el año 2008, según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por el contrato, un empleado con carácter indefinido percibe 1.513 euros más al año.

No parece raro, entonces, que al hablar de empleo de calidad los sindicatos se refieran a aquel que se realiza a jornada completa y mediante un contrato indefinido que permita a las personas gozar de estabilidad para desarrollar su proyecto vital.

Los datos que se observan en Extremadura no permiten identificar tendencias y se mezclan indicadores que van al alza con otros que invitan al pesimismo.

En la actualidad, tal y como detalla la Encuesta de PoblaciónActiva (EPA) relativa al primer trimestre del presente año, hay en la región 320.900 ocupados a tiempo completo, una cifra que lleva tres años consecutivos al alza. Los trabajadores en esta situación son 55.700 más que en 2013. Pese a ello, todavía hay 39.900 menos que en 2008, el año que se puede considerar como el primero de la crisis económica.

De hecho, pese al evidente aumento de empleo a tiempo completo en los últimos cinco años, el porcentaje que representan estos contratos respecto al total se ha mantenido prácticamente estable: 83,1% en 2019; 82,9% en 2013. Sí se detecta una caída de más de cinco puntos si se toma como referencia 2008, cuando eran un 88,4% del total.

En la misma proporción han aumentado, por tanto, los contratos a tiempo parcial, que en la actualidad son el 16,9% (65.300) mientras que hace una década representaban el 11,6% (47.400).

Tipos

Las relaciones laborales con carácter indefinido alcanzaron el dato más alto de la serie histórica en términos absolutos del primer trimestre del año. La EPA indica que son más de 206.000 en la región, pero que porcentualmente se quedan en el 67,5%, casi dos puntos y medio menos que en 2013 cuando en total había 183.100 ocupados con este contrato. En comparación con el previo a la crisis, ahora hay 3.000 trabajadores indefinidos más que en 2008, un aumento cercano al 5%. «Es el resultado de la reforma del mercado laboral; los contratos fijos se parecen mucho a los temporales y es muy barato liquidarlos», explican desde la Secretaría de Empleo de UGT.

Esta sentencia también puede servir para entender el motivo por el que hay 21.300 ocupados menos de carácter temporal que hace una década. Aunque también es cierto que son 20.000 más que en 2013.

El 32,8% de las mujeres trabajan a tiempo parcial, la cifra más alta de toda la serie histórica

Los números apuntan a que la región está creando empleo, aunque la precariedad laboral, lejos de reducirse, también va en crecimiento. El porcentaje de jornadas a tiempo completo lleva cuatro años de descenso ininterrumpido y muy lejos quedan los primeros ejercicios del siglo XXI cuando esta figura representaba más del 90% del total.

Por sexos

La temporalidad en el trabajo es un fenómeno que afecta más a las mujeres que a los hombres. La EPA refleja que el 34,1% de las trabajadoras tienen un contrato temporal –2,8 puntos más que los varones–.

En la misma línea, solo el 67,2% de las mujeres trabajan a tiempo completo, frente al 93,6% de sus compañeros. Este dato es el más bajo de toda la serie histórica y nueve puntos inferior al existente antes del inicio de la crisis. Además, se sitúa muy lejos de la media nacional, donde el 75,6% de las asalariadas tienen jornada completa. «Las mujeres son las peor paradas del mercado laboral extremeño, porque les afecta más la precariedad y cobran peores salarios», aseguran fuentes de UGT.