Angelines Sánchez Méndez pide más apoyo para el folklore, «porque no se ve como cultura»

Angelines Sánchez Méndez pide más apoyo para el folklore, «porque no se ve como cultura»

El grupo de coros y danzas El Encinar celebra con un sencillo acto su 33 aniversario

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El grupo de coros y danzas El Encinar celebró con un sencillo acto, en la casa de cultura, su 33 aniversario.

Sobre todo se trataba de agradecer su apoyo a las personas que han pasado por el grupo y la colaboración que han recibido, empezando por los alcaldes y concejales, las asociaciones de vecinos, los directores de los colegios por permitirles enseñar las tradiciones a los más pequeños, las residencias de ancianos, el centro de mayores, Domingo Quijada, las academias de baile, la coral Amigos de la Música, los comercios que les ayudan o el pueblo en general, según la larga relación que enumeró su responsable, Angelines Sánchez Méndez.

Después recordó los inicios de la formación, sus primeras actuaciones o los países recorridos desde una experiencia poco afortunada en Portugal, y que van desde Francia, Alemania, Bélgica, Turquía o Serbia hasta Méjico, Paraguay o Perú, además de media España.

Asimismo apuntó otras actividades que realiza El Encinar además de cantar y bailar, como la organización del Festival de los Pueblos del Mundo, el Día Mundial de la Danza, el Concurso de Bailes Regionales Infantiles, el taller de tradiciones, la hoguera de San Juan o el belén viviente que recrea todos los años al paso de los Reyes Magos.

Su único lamentó fue la poca atención que cree se presta al folklore «porque hay personas que no lo ven como cultura».

Angelines Sánchez Méndez
Angelines Sánchez Méndez / MAM

Antes de Angelines intervino la alcaldesa, Raquel Medina, para hacerle entrega de un regalo en reconocimiento de la labor que viene haciendo el grupo en estas tres décadas.

Para terminar, salieron al escenario algunos de los antiguos y actuales integrantes de la formación para cerrar el acto con la interpretación de 'Moralita', aunque por aclamación de los asistentes prolongaron su repertorio con alguna canción más.

El colofón lo puso una invitación a chocolate con dulces servido por la asociación de vecinos de El Molinillo.