El Ayuntamiento dota con teléfonos móviles a la patrulla verde

El edil de Infraestructuras confirma una mayor limpieza de las áreas de los contenedores de basura

La iniciativa de la patrulla verde se inició años atrás./M.A.M.

Tras un mes de funcionamiento, el Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata acaba de entregar teléfonos móviles a las personas que integran la patrulla verde, encargada de vigilar los contenedores de basuras, así como los parques y jardines de la localidad. Se han repartido cuatro teléfonos, para cada una de las cuatro zonas en las que se ha dividido el casco urbano para organizar las patrullas. Sólo tienen la opción de llamar al consistorio o a la Policía Local, encargada en última instancia de poner las sanciones a quienes incumplan las normas y horarios sobre la basura.

El objetivo de los dispositivos, según ha explicado el concejal de Infraestructuras, Miguel Ángel Sierra, es tratar de hacer más efectivo este servicio, puesto en marcha hace unas semanas aprovechando 28 de los 40 desempleados de larga duración que se han incorporado a la plantilla municipal dentro del plan local de empleo.

La patrulla verde, que ya funcionó hace algunos años, tendrá una mayor labor de reporte que en anteriores ocasiones, cuando se les criticó de escasa eficacia. Además de los teléfonos, los vigilantes tienen ahora la obligación de tomar nota de cualquier incidencia; no sólo con los vecinos como se hacía antes, sino también de los desperfectos, suciedad y anomalías que vean. La intención municipal es hacer un análisis de la limpieza y estado de los espacios públicos de la localidad, como ha confirmado el edil moralo, para mejorar donde fuera necesario. Además, los integrantes de la patrulla tienen que informar a la ciudadanía sobre qué residuos se puede tirar en cada contenedor y sobre los horarios establecidos para ello.

A falta de hacer una primera reunión de valoración del primer mes de trabajo -los trabajadores se incorporaron el pasado día 1-, y de tener tiempo para evaluar la utilidad de los teléfonos recién entregados, Miguel Ángel Sierra adelanta que personalmente sí ha notado una mayor limpieza de las islas en las que se encuentran los contenedores de basura soterrados. Y es que, una de las mayores preocupaciones de esta Concejalía son las bolsas de residuos que se acumulan en algunos de estos puntos del casco urbano, así como la suciedad que rodea a algunos contenedores que ha provocado varias quejas de los vecinos, y los excrementos de perro.

Seis meses

Los 28 vigilantes contratados trabajan en turnos de mañana y tarde, tres parejas por turno; también durante los fines de semanas. Los horarios establecidos, para adecuarse a las horas habituales de paseo de los perros y de tirar la basura, es de seis de la mañana hasta la una y media del mediodía, y de seis y media de la tarde hasta las doce de la noche. Este horario sólo será para los meses de verano.

Esta nueva patrulla verde trabajará durante al menos seis meses, ya que así lo establecían las bases del plan local del empleo gracias al cual fueron contratados.