La Junta saca a concurso la construcción del comedor del colegio Campo Arañuelo

Es la tercera vez que se convoca, tras iniciarse a finales del 2009 y paralizarse meses después

La estructura metálica del comedor lleva así varios años
Costará algo más de 274.000 euros

La Junta de Extremadura ha cumplido, tras varios años de espera, el compromiso que contrajo meses atrás de hacer realidad en 2014 la construcción del comedor escolar del colegio Campo Arañuelo, que aguardan desde hace tiempo padres y madres de los más de 600 alumnos del centro, el más multitudinario de Navalmoral.

El anuncio de la obra se publicó ayer, por sorpresa, en el Diario Oficial de Extremadura como 'Terminación de la obra de construcción de comedor escolar en el colegio público Campo Arañuelo', con un presupuesto de 274.327 euros más el correspondiente IVA, lo que hace un total de 331.936.

Cuatro son los criterios que se tendrán en cuenta a la hora de adjudicar la obra. Dos son de valoración automática: 50 puntos de la evaluación económica y 12 de la extensión de garantía. Hay dos más cuya valoración depende de un juicio de valor. Son la memoria constructiva, calidad y programa de trabajo, con hasta 30 puntos, y seguridad y salud, con hasta 8.

El plazo de ejecución es de seis meses, que dista mucho de los cuatro años que llevan esperando los interesados para poder disponer de la instalación, que se inició en el otoño del 2009, pero que tuvo que interrumpirse meses después por los problemas derivados del exceso de lluvia. A partir ahí la empresa adjudicataria, Urbacón, solicitó una prórroga que se le denegó un año después, para resolver el contrato por parte de la administración en junio del 2011 e iniciar un contencioso.

Sin que se hubiera resuelto éste, la Junta sacó la obra a concurso para terminar el comedor en el verano del 2011, presentándose un total de 23 empresas y no resolviéndose nunca. Desde entonces se ha pedido de forma insistente que se acometiera el proyecto, tanto por parte de la asociación de padres y madres de alumnos como de la oposición, hasta que, primero, el gobierno municipal y más tarde el propio presidente del Gobierno de Extremadura anunciaran que se haría realidad a lo largo del 2014.

Si se cumplen los plazos previstos así será, aunque lo normal es que el comedor no entre el funcionamiento hasta el curso 2015/2016.