La residencia municipal debe estar terminada a mediados del próximo año

Sale a concurso la terminación y puesta en marcha, con un coste de 372.000 euros

Junta de Gobierno Local

Si la empresa a la que se adjudiquen los trabajos finales cumple el plazo de cuatro meses de los que dispondrá, y no surgen más problemas de los abundantes que ya ha habido, a mediados del 2014 estará terminada y lista para empezar a funcionar la residencia geriátrica que construye el Ayuntamiento desde hace varios años entre las traseras del antiguo colegio de El Pozón y la carretera Nacional V, con un centro de día anexo.

De ajustarse a los plazos sería el final de una larga y problemática andadura que empezó con el primer plan E del anterior Gobierno, cuando los responsables municipales decidieron destinar 1,8 millones de euros de los 3 que correspondían a Navalmoral a hacer una instalación de ese tipo. A esa cantidad hubo que aportar después más fondos del plan E, en torno a 1,2 millones de euros, y ya de las arcas municipales la reparación de varias carencias que o bien estaban en un desafortunado proyecto inicial o que dejó la empresa que acometió los trabajos de la primera fase. De ahí que el coste final vaya a rondar los 4 millones de euros.

Esos cuatro meses son los que establece el expediente de contratación de las obras de terminación y puesta en funcionamiento de la residencia y el centro de día, que aprobó el lunes, por urgencia, la Junta de Gobierno Local. El procedimiento se hará por concurso abierto, con un precio de licitación de 338.606,96 euros más IVA, por lo que queda en unos 372.000 euros.

Criterios objetivos

Según explicó el portavoz municipal, Pepe Pascual, dos serán los "criterios objetivos" para la adjudicación de los trabajos. El primero es la ampliación de la garantía por encima de los seis meses legales, que se puntuará en un 15%. El segundo el precio, que se lleva la parte más importante con el 85% restante. Lo que se hará en esta ocasión será reparar la cubierta y las deficiencias que ha ocasionado en el interior del edificio tanto el estado de dicha cubierta como el vandalismo que ha soportado en estos años.

"El pliego ya lo dice, terminación y puesta en funcionamiento, esto es, que al día siguiente de terminar ya se pueda ocupar", decía el portavoz municipal, que no obstante prefería no avanzar fechas vistas las experiencias anteriores. "Ahora sale a contratación por urgencia, para que se adjudique con rapidez a la mejor empresa que sea posible y que lo termine de forma definitiva en los cuatro meses que tendrá de plazo", decía. De empezarse en enero o febrero tendría que estar terminado en mayo o junio.