La alcaldía lanza el habitual bando para prevenir incendios forestales

La época de peligro alto se extiende hasta el 13 de octubre

Desde el Ayuntamiento se recuerda la obligación de limpiar los pastos de las parcelas

El alcalde de Navalmoral, Rafael Mateos, ha hecho público el habitual bando que lanza todos los años sobre medidas de prevención y lucha contra incendios forestales. En el mismo señala que es motivo de preocupación el peligro de incendio de nuestros montes, acentuado por la abundancia de pasto y previsibles altas temperaturas. Asimismo recuerda que el pasado día 29 se publicó la orden correspondiente por la que se establece la época de peligro alto de incendios forestales y otras regulaciones del Plan Infoex.

Por todo ello Mateos considera conveniente recordar a todos los vecinos la "inexcusable observancia" de medidas encaminadas a evitar los incendios y sobre la movilización de la población en el supuesto de producirse y que se concretan en instrucciones basadas en el plan de Lucha contra Incendios Forestales de la consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente.

El primer apartado del bando es de medidas de prevención. En el mismo se declara época de peligro alto de incendios forestales el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 13 de octubre, ambos inclusive. Para evitar peligros en el casco urbano, es necesaria la limpieza de pastos en todas las parcelas del mismo, así como en una franja de prevención periurbana de 200 metros alrededor del citado casco urbano.

Después aparecen las medias de colaboración vecinal. Ahí se dice que todo vecino que advierta el inicio de una incendio forestal, deberá intentar su extinción con la máxima urgencia si la intensidad del fuego lo permite; en caso contrario, deberá dar cuenta del hecho por el medio más rápido posible a esta alcaldía o agente de la autoridad más cercano o llamando al teléfono único de emergencias 112.

En el supuesto de los medios no sean suficientes, las personas útiles entre 18 y 60 años deberán, a requerimiento de esta alcaldía, constituirse en retén de vigilancia para controlar la zona afectada por el incendio y apagarlo, invitando su reactivación, conforme dispone la Ley de Protección Civil, estando especialmente obligados a colaborar las personas que estén percibiendo prestaciones por desempleo.

Por último, en cuanto a las medidas sancionadoras, se recuerda que las infracciones que se cometan contra las normas dictadas por el Plan Infoex y las contenidas en la Ley 43/2003 de 21 noviembre, de Montes, serán sancionadas con multas de hasta 1.000.000de euros.

No obstante la alcaldía espera que todo el vecindario cumpla con esmero las normas de prevención y colabore con verdadero espíritu cívico en la extinción rápida de todo incendio que pueda ocurrir en el término municipal.