El Ayuntamiento 'recupera' los cerros con la ruta senderista de las Fuentes

Se divide en dos tramos de baja dificultad, que han inaugurado escolares del Sierra de Gredos

Escolares del colegio Sierra de Gredos junto a la fuente Nueva
Se acompaña de un tríptico

A unos, un paseo por los cerros de Navalmoral les traerá recuerdos de sus años de infancia y juventud, cuando jugaban y correteaban por esa zona; a otros de mayor edad vivencias más duras, cuando tenían que ir a por agua a las fuentes por pura supervivencia. En cambio a los más pequeños les permitirá descubrir que en el entorno más próximo también se puede disfrutar de la naturaleza, a la que, hasta ahora, se ha dado bastante la espalda.

Todo eso cabe en los escasos 4,5 kilómetros de la ruta de las Fuentes que ha creado el Ayuntamiento; que presentó ayer el concejal de Deportes, Jesús Amor, y han inaugurado hoy dos grupos de escolares del colegio Sierra de Gredos. Días después, eso sí, del recorrido que ya hicieron alumnos de El Pozón dentro la Semana de Montaña, y que permitió a HOY desvelar el proyecto.

Amor explicó que la ruta se divide en dos tramos, que parten en ambos casos de la rotonda del Canchigordo. El tramo que ya se ha limpiado y señalizado es el que se dirige a la izquierda en dirección a los cerros, con 2,2 kilómetros de recorrido que pasa por el arroyo del Molinillo, la fuente Nueva y la de los Vivos y cruza dos veces la autovía por pasos subterráneos para terminar en la fuente de la Serradilla, ahora oculta por las obras de abastecimiento. Es el primero sobre el que se ha actuado por tener mayor dificultad, al ser una zona con abundantes zarzales que no se han quitado en años, y que ha precisado subir hasta allí con herramientas para serrar.

De dificultad baja

El segundo tramo ya estuvo señalizado años atrás, y de hecho todavía se conservan algunas marcas. Se dirige al ferial y al edificio de la antigua cárcel para buscar el camino de Valdehúncar, la fuente de Félix Nieto y la colada de la Parrilla, terminando en el comienzo de la subida al hospital. También tiene 2,2 kilómetros y se limpiará próximamente al ser, sobre todo, pasto. L dos son de dificultad baja, puesto que se puede tardar unos 40 minutos en realizar cada tramo.

El concejal añadió que a pesar de su aparente sencillez, el proyecto les ha llevado muchos meses y la implicación de mucha gente. Como Domingo Quijada, que se ha encargado de las leyendas y los mapas del tríptico editado, y el también edil Miguel Ángel Sierra, por su colaboración para sacarlo adelante. El coste ronda los 6.000 euros, ya que según dijo la señalización es cara al utilizarse material inífugo por encontrarse en una zona donde son frecuentes los incendios, además del proyecto en sí y los trípticos. Éstos pueden descargarse en PDF desde la página web del Ayuntamiento. La mano de obra sí ha sido de trabajadores municipales.

Por último, Jesús Amor señaló que espera que la ruta se disfrute, sobre todo niños acompañados de sus padres, al insistir que en determinadas épocas del año "es un trayecto precioso", que sorprenderá a quienes no lo conozcan.