La Policía Local denuncia a cinco conductores por exceso de velocidad y de alcohol

La mayoría de los incidentes se produjeron en la conflictiva calle Genaro Cajal

Genaro Cajal acumula problemas e incidentes de tráfico y de exceso de ruido
Parte policial

La Policía Local ha vivido uno de los fines de semana más ajetreados de los últimos meses en lo que se refiere a la circulación temeraria, de madrugada, de algunos conductores bajo los efectos del alcohol, como consecuencia, en algunos casos, de la celebración de distintos eventos, como las graduaciones.

Hasta cinco automovilistas han sido denunciados por ese motivo, proponiendo como sanción para todos 500 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carnet de conducir. Pero es que además dos de ellos se someterán a sendos juicios rápidos acusados de un delito contra la seguridad vial, al superar ampliamente los niveles permitidos en la prueba de alcoholemia. La mayoría se han producido en la calle Genaro Cajal, escenario habitual de este tipo de imprudencias, para desgracia de sus vecinos.

Las dos situaciones que terminarán en juicio las protagonizaron un joven de origen marroquí de 21 años vecino de Talayuela, M. R., y otro nacional de algo más de 30, J. A. A., domiciliado en Navalmoral. Al primero tuvo que perseguirle incluso la Policía por distintas calles al darse a la fuga tras ser sorprendido circulando a una velocidad inadecuada. En la prueba de alcoholemia dio 0,95 y 0,90, muy por encima de lo permitido. El segundo también circulaba a gran velocidad, y de modo un tanto irregular subiéndose a las aceras, en la zona de las Minas. Éste dio 0,94 y 0,92.

Un conductor más estuvo al borde del delito contra la seguridad vial al dar 0,64 y 0,67 en las pruebas de alcoholemia, cuando la barrera son 0,65. Ocurrió, también, en Genaro Cajal, al observar los agentes que circulaba a gran velocidad y no respetaba un stop. No tendrá juicio rápido, pero sí los 500 euros de multa y la retirada de los 6 puntos.

Alteración del orden

Los otros dos excesos circulatorios por velocidad inadecuada y conducir ebrio se cometieron en la calle Antonio Concha -donde además iba en sentido contrario- y en el entorno de la plaza de la Remonta, con niveles cercanos a 0,50. Sin embargo en la plaza de la Remonta el conductor del vehículo infractor se mostró muy excitado, golpeando el coche y profiriendo gritos contra los policías, por lo que además de la sanción por conducción temeraria se enfrentará a una denuncia por alteración del orden y conducta despectiva hacia agentes de la autoridad. Se trata de un ciudadano colombiano que reside en Almaraz.

Al dar a conocer todos esos incidentes, el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Pepe Pascual, lamentó ese tipo de comportamientos, que no solo ponen en riesgo a los conductores y a sus acompañantes sino a los viandantes, motivados en su mayoría por el consumo de alcohol.

Asimismo destacó el operativo que montó la Policía Local en previsión de tener un fin de semana conflictivo ante los acontecimientos programados, lo que supuso que a las patrullas habituales se unieran de madrugada de manera casi permanente los miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana.