La ordenanza sobre la venta ilegal de coches en la calle tenía que estar ya aprobada

Regulará ese y otros problemas de convivencia, según asegura el portavoz municipal

El entorno del paso a nivel de Pablo Luengo es uno de los puntos donde hay más coches en venta
Quejas de los talleres

El Ayuntamiento de Navalmoral reconoce que, efectivamente, existe el problema de los coches que se venden ilegalmente en la calle, como denuncia la Asociación Morala de Talleres Mecánicos, al tiempo que asegura que trabaja en la elaboración de una ordenanza para regular esa y otras actividades que está tardando más de lo esperado.

Esa es la respuesta del portavoz municipal, Pepe Pascual, al malestar que mostraba el presidente de la asociación, Fernando Fernández, por una práctica muy extendida de competencia desleal que les perjudica notablemente, como es la existencia de intermediarios que venden coches en la calle sin local ni licencia para ello. También desveló que se habían reunido con Pascual para abordar el tema, avanzándoles que se está elaborando una ordenanza sobre esa y otras cuestiones.

"No siempre es fácil para la Policía actuar en determinados casos sin contar con un instrumento legal como sería una ordenanza, explica el portavoz. Llevamos mucho tiempo trabajando en una ordenanza que prácticamente se basará en seguir las recomendaciones de la ordenanza tipo de la Federación Española de Municipios y Provincias. De hecho tendría que estar aprobada hace tiempo. Pero hay muchas cuestiones dentro del Ayuntamiento, y además necesita informes y revisión por parte de los servicios jurídicos y éstos tienen otros frentes abiertos, y no se ha podido aprobar".

Pascual reconoce que el problema existe, "pero como existen otros 50 que no tienen nada que ver con eso y que también estarán regulados en la ordenanza, que me gustaría se aprobara pronto porque facilitaría mucho la labor de la Policía".

Por último recuerda que la ordenanza de Policía y Buen Gobierno en vigor, del año 71, "está totalmente desfasada, puesto que no preve muchos supuestos nuevos, de la misma forma que contempla otros que ya han dejado de existir por evolución. Porque la nueva norma no solo atenderá específicamente ese problema, sino que regulará aspectos básicos de convivencia que ahora mismo la Policía para sancionar tiene que irse a marcos normativos que no son los más adecuados".