La asociación de talleres mecánicos denuncia la venta ilegal de vehículos en la calle

El colectivo que preside Fernando Fernández espera la ordenanza que está elaborando el Ayuntamiento

Fernando Fernández, presidente de la Asociación Morala de Talleres Mecánicos
Quejas empresariales y vecinales

La Asociación Morala de Talleres Mecánicos, AMTAM, denuncia la competencia desleal que están sufriendo a manos de personas que se valen de la vía pública para vender vehículos, ejerciendo como intermediarios pero sin contar con instalaciones ni taller debidamente legalizado. De ahí que urjan al Ayuntamiento a que apruebe una ordenanza municipal que regule esta actividad.

La denuncia la hace el presidente del colectivo, Fernando Fernández, quién recuerda que no se trata de un problema de ahora, sino que viene de años atrás y que en su día también se denunció, sin que haya servido para nada. Ante esta situación los afectados se reunieron hace unas fechas con el primer teniente de alcalde, Pepe Pascual, quién les ha asegurado que la ordenanza se encuentra casi finalizada, a falta tan solo de ultimar algunos puntos para que pueda ser llevada a pleno.

"Esperemos que den soluciones a esta situación. En otros lugares han sacado ya una ordenanza para que sea obligatorio contar con una licencia para vender coches. Un particular puede vender su coche en la calle y poner un cartel con su teléfono. Lo que no puede ser es que una persona esté vendiendo veinte coches en la calle, y todos con el mismo teléfono", señala.

Aquí apunta que las quejas no son solo de los talleres, sino de establecimientos comerciales, hosteleros o vecinos que ven como los aparcamientos de su entorno -como ocurre en los alrededores de la rotonda del Moya y el paso a nivel de Pablo Luengo- se llenan de vehículos en venta, impidiendo que aparquen clientes de los negocios de la zona o los propios vecinos. "Los profesionales de la automoción estamos al límite. Cada año nos suben más los impuestos, los ingresos se reducen y encima esto", haciendo extensiva su denuncia también a personas que reparan vehículos de terceros sin estar dados de alta.

Aunque durante los últimos tiempos no ha trascendido la actividad de la asociación, Fernando Fernández insiste en que continúa activa y que en la actualidad cuenta con cerca de medio centenar de socios de Navalmoral y la zona.