El PSOE pide en una moción que no paguen IBI las familias en riesgo de exclusión social

Creen que hay margen para hacerlo dado que la recaudación se ha incrementado un 31,5 %,

Iñaki Rodríguez y Raquel Medina en la sala de prensa municipal
Moción al pleno

La moción ha sido presentada esta mañana en el Ayuntamiento de Navalmoral por la portavoz municipal socialista, Raquel Medina, y el secretario de Comunicación de la Agrupación Socialista Morala y también concejal Iñaki Rodríguez. Este último ha declarado que tal y como refleja el proyecto presentado hace once meses para dirigir el PSOE local, uno de los principales objetivos era el de intensificar la presentación de iniciativas, "no porque antes no se hiciera, que de hecho somos el único grupo que ha venido presentado mociones siempre, sino porque ahora hay más necesidades y por tanto nuestro esfuerzo tiene que ser mayor". 

En cuanto a la moción en sí, Medina ha informado que con finalización en el ejercicio 2012 del periodo de bonificación respecto al incremento del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) derivado de la revalorización catastral en Navalmoral, y la aprobación de una subida del tipo de gravamen por parte del gobierno de Rajoy, ha traído consigo una sustanciosa recaudación de 3.287.000 euros, lo que supone un aumento de casi 800.000 euros respecto al año anterior, es decir, un 31,55 % más. Añadiendo que este año va a volver a experimentarse un nuevo incremento de la recaudaón, dado que la revalorización catastral se aplica progresivamente (10% cada año).

Por todo esto, la portavoz ha expresado que "desde el PSOE entendemos que los impuestos deben ser instrumentos esenciales para redistribuir la riqueza, y no una herramienta para hacer una hucha o destinarla a financiar los numerosos procesos judiciales. En tiempos de crisis, esta idea debe, si cabe, ponerse más de manifiesto, ya que no es justo que las familias que se han visto en una situación precaria por causas no imputables a ellas, tengan que hacer frente, además, a un aumento de la carga fiscal como la que estamos viviendo".

Por ello, la moción presentada pretende que el Ayuntamiento de Navalmoral reintegre la cuota a pagar del IBI a aquellas familias en claro riesgo de exclusión social, como son las que tienen a ambos cónyuges desempleados y no reciben ningún tipo de prestación, o aquellas cuyos únicos ingresos procedan de una pensión por importe menor al Salario Mínimo Interprofesional, así como las familias que solo perciben algún tipo de renta mínima de inserción, precisamente porque desde la administración se ha entendido su difícil situación. Y queremos que esta ayuda permanezca hasta que el nivel de desempleo vuelva a niveles de 2008.

Para finalizar, Raquel Medina ha defendido que esta iniciativa "es una medida posible, no es demagógica. Si nosotros estuviéramos en el gobierno la aplicaríamos, por lo que le pedimos al resto de grupos políticos que la respalden, que la hagan suya y que entre todos colaboremos con nuestros vecinos".