La central nuclear de Almaraz invertirá este año 63 millones de euros

Muchas de las modificaciones previstas vienen determinadas por el accidente de Fukushima

José María Bernaldo de Quirós, director gerente de la CNA
Resumen semestral

No por conocido deja de ser noticia, y más cuanto más se vaya acercando la fecha. Y es que el director gerente de la central nuclear de Almaraz, José María Bernaldo de Quirós, volvió a repetir ayer que la voluntad de la planta es funcionar «más allá del año 2020», cuando termina su licencia de funcionamiento, como van a hacer otras instalaciones de similar tecnología.

Con ese objetivo, además de mejorar los parámetros actuales de seguridad y rendimiento, se diseñan las modificaciones que se llevan a cabo, y que este año supondrán cerca de 63 millones de euros de inversión, motivadas en su mayoría por el accidente de Fukushima. Y aunque la fecha del 2020 parece lejana, en este tipo de situaciones no lo es tanto, puesto que los propietarios de la central deberán empezar gestiones varios años antes.

Bernaldo de Quirós compareció ante los informadores de la región en la rueda de prensa que ofrece regularmente para hacer balance del funcionamiento de la planta los seis meses anteriores. Lo primero que dijo es que el segundo semestre del 2012 había sido muy aburrido, lo que es ideal para ellos porque eso supone que producen energía sin incidencias ni sobresaltos. En ese periodo produjeron 15.626,5 millones de kilovatios/hora entre las dos unidades.

Sin embargo ese aburrimiento no se mantuvo en los primeros días de este año, con una sucesión de incidencias que hicieron que la Unidad I estuviera parada mucho más tiempo del previsto. Estuvo motivado, en su mayor parte, por la excitratiz, un equipo del generador eléctrico situado fuera de la zona nuclear, que ya se encuentra en Estado Unidos, en Orlando, para su revisión, dado que está en garantía al ser nuevo y determinar la causa de sus repetidas averías.

Almacén de combustible

A preguntas de los informadores mostró cierta preocupación al ver como se van llenando las piscinas del combustible de alta actividad, que ya rondan el 80% de su capacidad, sin que se construya el Almacén Temporal Centralizado, cuya gestión parece que avanza, pero muy lentamente. No obstante precisó que ellos tienen calculada esa capacidad al milímetro, al llenarse cada 18 meses, que es cuando sustituyen una tercera parte de los elementos de combustible del reactor.

Por último se refirió a la reunión que mantuvieron la noche anterior con los alcaldes del entorno, cuya preocupación es cada vez más el empleo.

En ese sentido aseguró que están haciendo todo posible para que cada vez más vecinos de esos pueblos se incorporen a las tareas de recarga.