L, número romano que representa al 50

L, número romano que representa al 50

  • Las firmas de HOY Navalmoral

  • "....aunque sólo sea un pequeño hito que se habrá superado el próximo mes, camino del hito siguiente"

En este artículo no voy a escribir sobre los acontecimientos que en las últimas semanas están poniendo en un brete a la débil paz mundial.

No voy a decir que me parece un auténtico disparate el ataque ordenado por Trump contra una base militar siria, sobre la que cayeron 59 misiles Tomahawk, en respuesta al ataque que supuestamente realizó sobre una población la aviación de Bashar al Assad utilizando armamento químico.

No voy a poner en duda la barbaridad del uso del gas sarín por parte del ejército sirio, aunque me haga recordar las armas de destrucción masiva que "justificaron" la invasión de Irak. Ni siquiera voy a pensar que lo que pudo ocurrir fue que alguna bomba reventase un almacenamiento de gas perteneciente a las tropas rebeldes.

No me preguntaré, ante las declaraciones sobre la inexcusable obligación de quitar del poder al dictador Bashar al Assad, si los líderes europeos no han aprendido, o quizás han olvidado, las lecciones que nos han dado las "destituciones" por la fuerza de Sadam Husseim en Irak o de Muamar el Gadafi en Libia sin que se haya previsto un repuesto aceptado por los correspondientes pueblos.

Excusaré comentar la que hay montada en esos dos países cuyas economía y seguridad actuales son mucho peores que cuando estaban gobernados por sus respectivos dictadores, con una guerra inacabable, una pobreza generalizada y una total inseguridad debida a acciones terroristas casi diarias.

En la tarea de derrocar a Al Assad ¿a quién apoyarán las potencias occidentales que intervienen en el conflicto? ¿al Ejército Libre Sirio (ELS), de rebeldes moderados y laicos? ¿al ejército kurdo secesionista? ¿al autodenominado Estado Islámico compuesto por islamistas yihadistas? ¿al grupo Tahrir al Sham, afiliado a Al Qaeda? Derrocado el dictador ¿cuál de esas facciones va a gobernar en Siria? ¿No seguirá una guerra interminable entre esos grupos?

Pero como he dicho no voy a pararme a pensar sobre ese tema.

Ni sobre el bombazo que Mr. Trump mando arrear en Afganistán.

Ni sobre el pulso que Kim Jong-un, líder supremo de la República Popular Democrática de Corea (curiosa república con presidencia hereditaria), se está echando con los Estados Unidos y que esperemos que no lo acabe Mr. Trump a "trumpazos".

No esperen encontrar en este artículo nada sobre los atentados terroristas que están acabando con la vida de europeos, asiáticos y africanos, realizados por individuos que pueden ser sirios, paquistaníes, marroquíes, ingleses, alemanes, holandeses o suecos. Pero todos ellos con algo en común que ustedes y yo sabemos.

Tampoco voy a recordar aquello del "efecto llamada", aunque la prensa nos informe de que entre el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección pasados fueron rescatadas unas ocho mil quinientas personas por los navíos que patrullaban frente a las costas de Libia y que, aún así, podrían haber muerto mil personas en el Mediterráneo solo en esos tres días según dicen las ONG.

Será que el "efecto llamada" se propaga como la gripe o que era simplemente un estupendo eslogan para desprestigiar la legalización de inmigrantes en situación irregular, cerrando los ojos a la realidad de inseguridad, guerra y miseria de los países africanos.

Y para qué hablar del hallazgo de nuevos dirigentes políticos enfangados en la chorizada de dineros públicos, donde no sé si los empresarios entraban en el convoluto sobornando (si me das te doy) o pagando (¿cuánto tengo que dar para que me des?) si querían conseguir contratos.

No. En este artículo no voy a hablar de nada de eso.

El título ELE de este artículo no es una interjección del cante flamenco. No. Lo he puesto recordando que la L en la numeración romana es el número cincuenta, precisamente el número de la edición del reciente Hoy Navalmoral. Y aunque los números son efímeros, -tan pronto se alcanzan tan pronto se superan- quiero felicitar a Miguel Ángel Marcos por haber llegado a este número L, aunque sólo sea un pequeño hito que se habrá superado el próximo mes, camino del hito siguiente. Solamente él sabe el trabajo que cuesta sacar cada número y cuanto alcanzar este número L.

HOY

HOYNavalmoral

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 3.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Navalmoral
    • Anunciantes