«Técnicamente, la central de Almaraz puede funcionar mucho tiempo más», según el presidente del Foro Nuclear

«Técnicamente, la central de Almaraz puede funcionar mucho tiempo más», según el presidente del Foro Nuclear

  • Ignacio Araluce fue director de la planta almaraceña durante 14 años, de 1988 a 2002

Ignacio Araluce volvió el miércoles a la que fue su casa durante casi 21 años, Navalmoral y Almaraz, primero como técnico de la central nuclear, después como jefe de Operación y más tarde como director gerente, de 1988 a 2002. Ahora lo ha hecho al frente del Foro Nuclear, el colectivo que agrupa a todo el sector, que preside desde marzo.

–Ha pasado mucho tiempo...

–Pues sí. Llegué en el año 81 casi de casualidad, por tres meses, para la formación de los operadores y supervisores para arrancar la central, porque me iba a Estados Unidos. Después de esos tres meses me dijeron que si me podía quedar como jefe de Operación. Era un reto tremendo, acepté y me quedé más de 20 años. Aquí conocí a mucha gente, hice amigos, con algunos de los cuales sigo teniendo contacto a pesar de haber estado mucho tiempo fuera de España (en Eslovaquia y diez años en París dirigiendo la asociación mundial de operadores nucleares). Además descubrí Extremadura, sobre todo su cielo, porque en el norte tenemos mucho verde (es natural de San Sebastián) pero no tenemos este cielo. Es una tierra a la que quiero mucho.

–¿En qué ha cambiado la energía nuclear en estas cuatro décadas?

–Ha cambiado a mejor. Porque una característica de la energía nuclear y de las centrales nucleares es que están en permanente revisión. Hay una interconexión tremenda. Se conocen todos los detalles y las mejoras de cada sitio. Y al final todas implantan lo mejor, con unos niveles de inversión gigantescos. Almaraz en los últimos diez años ha invertido 600 millones de euros en mejoras. Hay más conocimiento y los planes de formación son buenísimos. Se podría decir que la instalación está más joven que cuando yo me dedicaba a arrancarla.

¿También ha cambiado la percepción de la sociedad sobre el tema nuclear?

–Siempre me he dedicado al campo nuclear y siempre ha sido controvertido. No es tema fácil de un debate sosegado, porque hay posiciones prefijadas a favor y en contra. Y el ciudadano normal de la calle, al que no se le puede exigir que conozca los detalles de cualquier industria, de manera natural, en general, tiene una cierta prevención, porque la palabra nuclear suena a muchas cosas, y algunas muy malas, como las bombas. Inconscientemente todo se asocia. Y ocurre más cuanto más te alejas de las zonas que tienen una central, por dos razones. Una práctica, porque las centrales son un foco de desarrollo y de riqueza en el que participan las zonas de alrededor. Y eso supone una apreciación más positiva. La segunda, porque el nivel de información y conocimiento es mucho mayor por la cercanía y la convivencia diaria.

–¿La energía nuclear tiene fecha de caducidad? ¿Será en el 2020 en el caso de Almaraz, como pronostica el movimiento antinuclear?

–Se dice 2020 porque hay que renovar la licencia de explotación. Equivocadamente la gente cree que una central está diseñada para funcionar 40 años. Es como si nos dijeran que el hombre vive una media de 75 años y a partir de ahí hay que morirse, cuando a esa edad se puede estar perfecto de salud. Aquí pasa igual. La central no se diseña para 40 años. Tiene un diseño técnico determinado y se confunde porque en ese diseño se calculan muchos elementos por un periodo de 40 años. Después, durante la vida de la central se ven los transitorios que tiene, el estado de los materiales y equipos, lo que se va deteriorando para cambiarlo... Ahora mismo los materiales están fantásticos, porque se han cambiado no sé cuantos. Almaraz puede funcionar otros 10, 20 o 40 años más. Lo que sea.

–Supongo que no tienen dudas de que se va a renovar la licencia…

–Ninguna. Desde el punto de vista técnico Almaraz puede funcionar maravillosamente mucho más tiempo. Y además en estos momentos estamos metidos de lleno en el debate de todo el mix energético, de toda la generación de energía que precisa la sociedad, que va mucho más allá del tema eléctrico. Por eso la nueva ley que el Gobierno quiere sacar dentro de un año –y ya ha convocado un grupo de expertos– se llamará Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Y en ese debate considero que la energía nuclear tiene que estar en el mix energético del futuro.

–¿Tienen incertidumbre por la situación política? El Gobierno no tiene mayoría absoluta y los grupos de izquierda quieren el cierre de las centrales, unos de manera inmediata y otros escalonada...

–Esas incertidumbres siempre existen y existirán, porque hay grupos pronucleares y otros antinucleares. Pero te repito que estamos en un momento muy importante. El suministro eléctrico tiene características únicas, que no tienen otros servicios. En especial la garantía de suministro. Tiene que estar siempre, cualquier día y a cualquier hora. No es un servicio que se pueda interrumpir. Después está el precio, que sea lo más barato posible, porque es un componente muy importante de nuestras vidas privadas, pero también de empresa e industrias. Y la tercera, la sociedad en su conjunto ha decidido que quiere un mundo más limpio, y ese fue un punto crucial en los acuerdos de París. La sostenibilidad y cortar el cambio climático. Se han establecido unos objetivos muy concretos y la UE ha tomado casi el liderazgo fijando unas condiciones de obligado cumplimento para reducir las emisiones de C02 en unas cantidades muy importantes. En cuanto a generación eléctrica en un 60% de aquí al año 2030. En España se producen 260 teravatios hora, de los que, en números redondos, 60 produce la energía nuclear, 60 las renovables, 40 las hidráulicas y 100 las térmicas de gas o carbón. Y si hay que reducir el 60% de estas, esos 60 teravatios de carbón o gas hay que sustituirlos por una fuente que no emita C02.

–¿Y no es posible con las renovables?

–Las renovables solas no dan para eso. Las actuales están a tope y producen 60. Más o menos como las nucleares. Tendrían que producir 60 más, duplicando su capacidad. Es un esfuerzo financiero impresionante y un reto tecnológico muy importante. ¿Y qué pasa si ahora decimos que las nucleares no nos gustan y que hay que quitarlas?. Entonces habría que triplicar el número de renovables, lo que es imposible de aquí al 2030 desde el punto de vista técnico y financiero. Por eso no se puede prescindir de la energía nuclear.

HOY

HOYNavalmoral

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 3.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Navalmoral
    • Anunciantes