Gonzalo Pérez Sarró, 30 años buscando 'la otra realidad'

Gonzalo Pérez Sarró, 30 años buscando 'la otra realidad'

  • las entrevistas de josé luis pde

  • Escritor, periodista e investigador especializado en temas de misterio y colaborador habitual del programa Cuarto Milenio

Escritor, periodista e investigador moralo especializado en temas de misterio. Colaborador habitual de Cuarto Milenio. Desde 1983 ha presentado, dirigido y participado en numerosos espacios radiofónicos dedicados al mundo de lo paranormal. Ha publicado sus reportajes e investigaciones en las revistas Espacio y Tiempo y Enigmas. Es autor de 'Huellas de Otra Realidad' (2006) y '¡Drácula Vive!' (2007). Gonzalo Pérez Sarró nos habla del origen de su inquietud por el mundo de lo desconocido, de su trayectoria profesional y de sus próximos proyectos.

¿Cuál es tu punto de partida hacia el mundo del misterio, cuándo, dónde y cómo surge esa inquietud por lo desconocido?

–No tengo consciencia de un momento concreto a partir del cual comenzara mi gusto por lo enigmático. Los recuerdos más incipientes que tengo ya me hablan de esa atracción. Los juegos de mi infancia más avanzada iban enfocados, siempre que la pandilla de amigos me lo permitía, al mundo de lo insólito y lo tenebroso. Entre fantasías de intrépidos vaqueros o hábiles guerreros con espada, siempre había hueco para imaginativos mundos de misterio con vampiros o seres extraterrestres. Al final, todos, y en el mundo de los niños más marcadamente, sentimos atracción por lo desconocido. En mi caso, el germen para que esto perdurara con fuerza, creo que se debe a la gran cantidad de películas de cine de misterio y terror que vi en mi infancia, era la época de los setenta y llevó mi imaginación hacia estos mundos. Gracias, siempre, a la complicidad de mis padres que, con su compañía, permitían mi asistencia a aquellas entrañables sesiones. Algo nada habitual en el resto de los niños de entonces.

-¿Puedes resumirnos tu trayectoria profesional desde entonces?

-Bueno, el camino como todo en esta vida creo que está en la constancia y el entusiasmo. Cuando lo fácil era sucumbir ante las faltas de respeto, sonrisas e, incluso, burlas que estos temas podían suscitar en algunos, yo persistí en la búsqueda porque era algo en lo que creía. La pasión por estos asuntos siempre ha podido más que cualquier desmotivación externa. Un punto de partida me lo proporcionó hacer un programa con estos contenidos en Radio Navalmoral, investigar para él y "levantar la liebre" del suceso del fantasma de Saucedilla, mi primer caso. Este acontecimiento me permitió conocer a JJ Benítez que se interesó por los hechos ocurridos en la población vecina. A partir de ahí, la aparición en uno de sus libros, La Quinta Columna, y el inicio de una amistad con el periodista navarro, me empujaron a adentrarme de manera más dedicada en el mundo de la investigación. Luego llegaron otros contactos, trabajos para distintas revistas siempre con mi añorado y querido doctor Jiménez del Oso como director. Y, en medio de todo esto, conocí a Iker Jiménez, con quien mantengo una estrecha amistad de muchos años. Después, presencia en radio, televisión y la publicación de dos libros: 'Huellas de Otra Realidad' y '¡Drácula Vive!'.

–Efectivamente, tu primer libro lo publicas en 2006 y apenas un año después escribes el segundo ¿Puedes resumirnos de qué van y anticiparnos si tienes previsto el tercero?

–Pues, sí, encantado. 'Huellas de Otra Realidad' es un ensayo donde cuento casos enigmáticos de Extremadura pero permitiendo al lector conocer la vivencia del investigador en su aventura de búsqueda. Este libro de la editorial Edaf, un referente ya de los misterios de nuestra tierra, me ha procurado maravillosas sensaciones provenientes de sus lectores. La verdad es que me vi desbordado ante la infinidad de personas que, no solo de España sino de otros países, como de Hispanoamérica, donde tuvo muy buena acogida, quisieron hacerme llegar las emociones y satisfacciones que habían vivido leyendo “Huellas…”. Aquí, quiero destacar que el misterio, de alguna manera, también ha sido una forma de hacer que los nombres de nuestros pueblos y ciudades se conocieran fuera de nuestras fronteras. Respecto a '¡Drácula Vive!', significó un sueño para mí. Poder publicar sobre un personaje por el que siento verdadera pasión, es algo que jamás hubiera imaginado. Si además de esto te dicen que la editorial encargada de realizar este proyecto es Editorial Santillana, bajo su sello Aguilar, todo se vuelve mágico. Con este libro pretendí hallar las claves, siempre enigmáticas, por las que este personaje y, por ende, el vampirismo, ejercen una fascinación que ningún otro mito del cine y la literatura de terror posee. En cuanto a un próximo libro, tengo que advertir que es muy complicado encontrar tiempo para escribir cuando andas metido en mil tareas y no te dedicas exclusivamente a ello pero es una de las cosas que más me gusta hacer. Precisamente en este momento, sí que llevo un proyecto muy avanzado. Estoy trabajando en una historia de la que no quiero hablar, en esto me he vuelto un tanto supersticioso, pero de la que llevo escritas las tres cuartas partes, aproximadamente.

–¿Has vivido personalmente alguna experiencia paranormal o relacionada con el mundo del misterio?

–Dijo Juan José Benítez, mi maestro y padrino en estos asuntos, que habría que investigar a los investigadores. Y es cierto que casi todo aquél que tiene contacto con este mundo de lo intangible acaba viviendo el misterio en sus propias carnes. Sí, he tenido varias incursiones en lo que podríamos llamar esa otra realidad. Siendo un adolescente, viví, junto a mi familia, una serie de fenómenos paranormales que, después de un tiempo, cesaron. Por otro lado, también tuve la maravillosa experiencia de vivir el avistamiento de un objeto luminoso nada convencional. Volaba a baja altura frente al hospital Campo Arañuelo, sobre la antigua carretera Nacional V. El ovni tenía forma esférica, del tamaño de la luna, se desplazaba horizontalmente, en línea recta y sin hacer ruido alguno. Su color era blanquecino y se intensificaba en la parte delantera en la que la luz se parecía a la que emite la soldadura electrógena. Los momentos precedentes al avistamiento y cómo se produjo éste son tan interesantes como el propio suceso, pero sería muy largo de exponer. Esto es una constante en el fenómeno ovni, todo parece completamente orquestado para su puesta en escena.

–A menudo realizas trabajos de campo para estudiar los fenómenos sobre el terreno ¿Cuál dirías que ha sido tu experiencia más impactante, has pasado miedo real, qué has llegado a sentir en según qué situaciones?

–Sin duda, el hecho de haber tenido que visitar lugares tales como cementerios en plena noche, lugares aparentemente deshabitados, locales de reunión de alguna secta o escenarios que guardan detrás de ellos una historia trágica que tú conoces, pueden hacer que te asalte la sugestión y despertar la inquietud. Sin embargo, la vez que más miedo he pasado en la vida ocurrió de manera espontánea, en un lugar que hasta definiría como bucólico. Sin saber por qué, en plena naturaleza, a plena luz del sol de una tarde asfixiante de verano, nada más bajarme de mi coche y poner el pie en tierra, me invadió un terror irracional como jamás había sentido. Era ilógico, absurdo, pero tan verdadero como que estaba allí. Salí disparado de aquél paraje. Luego supe que en aquél lugar precisamente habían ocurrido los extraños hechos que me habían llevado hasta aquella población. Solamente había un detalle enigmático: yo lo desconocía. Sin embargo, paradójicamente, se da el caso de que en determinadas experiencias de fenómenos paranormales, incluso asociadas a apariciones de presencias extrañas, el testigo destaca la inusitada calma y paz que experimentó durante el suceso.

–Estás relacionado con los personajes más relevantes del mundo de la investigación y participas en programas de radio y televisión de primer orden, como Cuarto Milenio. ¿Ha afectado esto a tu vida personal? ¿Te sientes reconocido por la calle en ocasiones? ¿Cómo es tu relación con Iker Jiménez?

–Mi relación con Iker traspasa lo puramente profesional. Nos conocimos cuando él aún no era un personaje mediático. Vino a Navalmoral, hace más de veinte años, para hablar conmigo y que le contara el caso del “ensotanado” de Saucedilla. No sólo lo hice gustoso, sino que le llevé a entrevistarse con la testigo principal del suceso y con su familia. Encontrarse con esta actitud de colaboración no era lo normal en este mundillo del misterio y eso quizás no lo olvidó. Nuestra amistad fue creciendo hasta hoy que se ha convertido en una relación más de familia que de otra cosa. Hablar, entonces, sobre la ocasional popularidad que yo pueda tener entre el público, al lado de este monstruo de la comunicación, archifamoso y reconocido, es poco menos que ridículo. Pero sí he de admitir que donde más se manifiesta esto de lo que, por otra parte, no soy consciente habitualmente, es en los eventos relacionados con estos temas. En ellos la gente quiere expresarte que admira tu labor, quiere hacerse fotos contigo, que le firmes libros, algo que te enorgullece pues demuestra que tu labor es reconocida. Sin embargo, llevo peor los momentos en los que, cuando estás por ahí fuera, notas que alguien te mira a hurtadillas, cuchichea con otra persona, te señalan… preferiría que la gente se aventurara a dirigirse a ti. Aunque reconozco que el respeto, la duda o que uno no alcance el suficiente interés puedan disuadir al amigo del misterio en cuestión a dar ese paso.

¿Hay lugares que encierran misterio en Navalmoral? ¿Destacarías alguno en especial?

–Sí, hay varios, como en toda la zona que nos rodea. El suceso de Valparaíso, las apariciones de los seres de Garganta la Olla, avistamientos en Los Ibores… En Navalmoral, hemos tenido algunos reportajes para Cuarto Milenio muy seguidos por la audiencia. En la mente de muchos está el poltergeist en la Jefatura de la Policía Local, con la noche de investigación por los pasillos y aulas del antiguo y popularmente conocido como “colegio de las monjas”. Pero, por supuesto, nuestra ciudad sigue generando casos. Otra cosa es que se puedan divulgar. Precisamente, ahora estoy sobre varios sucesos llenos de misterio de los que no puedo divulgar nada. Las connotaciones de lo sucedido, en cada uno de los casos, y el carácter confidencial de los testimonios de sus protagonistas, hacen que la investigación no trascienda más allá del puro estudio.

–Creo que te consideras un friki de “El Exorcista”. ¿Qué tiene esta película para ser tan especial?

–Es cierto que alguna vez he usado esa palabra en tono jocoso, pero me gustan más los términos fetichista o coleccionista para definir mi afición a conseguir objetos relacionados con el mundo del misterio y del cine de horror. También me considero bibliófilo por mi gran afición de búsqueda de libros raros o curiosos. Hablar de cine de Terror Fantástico y de 'El Exorcista' es una misma cosa, no en vano está considerada la película más terrorífica de todos los tiempos. Yo, particularmente, pienso que es más que una película. El filme, aparte de lo que vemos, ya de por sí desestabilizador, encierra códigos invisibles, subliminales, que mueven ciertos resortes en el interior de la mente de quien lo visiona. Y no digamos ya la cantidad de circunstancias trágicas que rodearon su rodaje y el destino de su elenco. Una "maldición" que pareció repetirse con la representación teatral que tuvo también la novela de William Peter Blatty, recientemente fallecido.

–El hecho de profundizar en los misterios de la propia existencia ¿ha condicionado tus creencias religiosas?

–En ningún momento. Mi concepción del mundo trascendental y mis creencias pueden estar determinados por otros factores pero lo que investigo nada tiene de ofensivo, ni contradictorio, ni distorsionante, con los preceptos que dictan las religiones. De hecho, sacerdotes católicos, por ejemplo, han estado y siguen estando relacionados directamente con la investigación y el estudio de lo paranormal. Algunos, incluso, con gran dedicación y reconocimiento. Es más, creo que ciertos fenómenos no hacen más que reforzar lo que dice el dogma.

–¿Utilizas las redes sociales? Si te buscamos en Internet ¿dónde podemos encontrarte?

–Sí, es una forma de estar en contacto con los amigos que siguen mi trayectoria y donde comentamos cosas acerca de las actividades que realizo y los temas que nos unen. Me lo paso bien, me divierte, porque a veces, simplemente lo utilizo para publicar gansadas. Tengo perfil en Facebook, en Twitter; cuentas en el canal Ivoox y You Tube, en las que cuelgo programas y entrevistas; y un blog alojado en la dirección gonzaloperezsarro.blogspot.com, cuyo nombre es Mis Crónicas del Misterio. Otra manera de contactar conmigo es a través de mi correo electrónico, gonzalopsarro@gmail.com y muy próximamente espero abrir un nuevo canal con el que estar en contacto con quienes me siguen.

–¿Recuerdas alguna anécdota profesional?

–Muchas, a través de tantos viajes y encuentros con el misterio como hilo conductor, se han dado las más pintorescas situaciones. Algunas imposibles de contar porque implican a sus coprotagonistas, otras porque serían largas de exponer. Aún nos reímos, Iker y yo, cuando recordamos algo que ocurrió al final de “Milenio 3” en su emisión desde el Anfiteatro Romano de Mérida, nadie sabe que fui yo el causante de un gesto en el saludo final que descolocó a todos los que estaban con nosotros pero que no percibió el público. Los libros y el contacto con los lectores también ocasionan momentos entrañables y divertidos. Mira, hace escasos días, me ha pasado que estaba en las oficinas de Correos enviando a un amigo un ejemplar de mi libro '¡Drácula Vive!'. Pedí un sobre y, cuando me encontraba introduciendo el libro en él, se acercó una chica que evidentemente no me conocía de nada y me dijo con mucha timidez: “Disculpe, he visto la portada del libro que está guardando. Yo soy una apasionada del tema de los vampiros y quería preguntarle si lo ha leído y si está bien”. Entonces la miré y respondí con cierta sorna: “Le diré que el autor es un tipo muy feo pero el libro está muy bien”. Su cara demostró desconcierto ante mi respuesta. Entonces, le aclaré: “Lo he escrito yo. Si después de hacerlo no lo leo, mala cosa”. La mujer enrojeció mientras me pedía disculpas por no reconocerme. Yo me reí, al tiempo que la excusaba, aclarándola que no soy ningún autor famoso. Después, seguimos riéndonos de la situación.

Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo Gonzalo. ¿Qué dirías para despedirte?

–Ha sido un placer. Gracias a vosotros. Y, bueno, añadiría que sólo con la divulgación seria y digna, lograremos que estos temas, marginales durante mucho tiempo, a los que nos dedicamos algunos en “cuerpo y alma”, vayan siendo aceptados de manera más natural. Porque al final solamente se trata de información. La mayoría de las personas que defienden el descrédito en estas materias es por falta de información. En otros, como es el caso de la ciencia oficial y ultraconservadora, simplemente es por falta de respuestas. Pero con nuestra tarea, estoy convencido, conseguiremos que las personas que han vivido algún suceso de este tipo tengan menos reservas a la hora de contarlas, porque sabrán que hay quienes sí les creemos.

HOY

HOYNavalmoral

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 3.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Navalmoral
    • Anunciantes