El PP aprueba en solitario los dos asuntos económicos del pleno

La oposición se abstiene ante una modificación de crédito y la cuenta general del 2013

El pleno no volverá a reunirse en sesión ordinaria hasta primeros de septiembre
Sesión ordinaria de julio

El grupo municipal del PP ha aprobado en solitario los dos únicos puntos reales que llevaba el pleno ordinario de julio celebrado en la mañana del lunes, ante la abstención de toda la oposición al votar el expediente de modificación de créditos número 10 y la cuenta general del ejercicio 2013.

La primera, la modificación de crédito, asciende a 115.000 euros y permitirá acometer distintas actuaciones con cargo a bajas y a partidas no comprometidas. Entre ellas están los 90.000 euros presupuestados para la rampa de acceso al ferial que inicialmente se iba a construir este año, pero que se ha preferido dejar para el próximo y utilizar ese dinero para cubrir otras necesidades, como explicó el portavoz popular, Pepe Pascual, a la socialista Raquel Medina.

Anteriormente Héctor Izquierdo, de IU, había mostrado sus dudas sobre algunas partidas de gastos de esa modificación, como los 10.000 euros para el mantenimiento de la piscina de verano y, sobre todo, 8.000 para proyectos técnicos y otros estudios, que al no detallarle exactamente cuales iban a ser habló de "opacidad" del equipo de gobierno. Un calificativo que no admitieron ni el portavoz popular ni el alcalde, Rafael Mateos, apuntando éste último que debe ser el único Ayuntamiento de España en el que la oposición puede ver las facturas de todos los gastos con periodicidad, cuando en otros sitios se hace una reunión al año "que no dura ni diez minutos".

En el caso concreto de los estudios y proyectos dijo que se trata de abrir una partida por si resultaba necesario, y que igual al final de año no ha hecho falta gastar ni un euro, además de apuntar que las modificaciones se hacen con criterios técnicos plantedos por la Intervención municipal. La modificación en cuestión salió adelante con ocho votos a favor y cinco abstenciones, al no asistir al pleno un concejal del PP y dos del Grupo Independiente, a los que se unió después la popular María Milagros Rodicio.

Cuenta general del 2013

En el siguiente punto, la aprobación de la cuenta general del 2013, le llovieron las críticas al presupuesto, ya que tanto Héctor Izquierdo como la independiente Ángela Miguel destacaron la existencia de mucho gasto superfluo y de cosas que se pueden evitar, como comidas o entradas para los toros, que no se corresponden con las necesidades de Navalmoral.

Por su parte Raquel Medina recordó que la cuenta general es el resultado de aplicar el presupuesto, y que si lo rechazaron en su día no van a estar ahora de acuerdo. Eso sí, añadió que desde el punto de vista técnico de como se ejecuta se cumple con lo establecido. "En las formas es correcto, pero es el fondo lo que no compartimos", dijo.

Unas palabras que agradeció Pepe Pascual, quien recordó -como también lo hizo el alcalde- que lo que se llevaba a pleno simplemente era constatar que las cuentas cuadran y que todo se ha hecho conforme a ley, por lo que votar en contra es como dudar de los técnicos municipales, en referencia al anuncio de Héctor Izquierdo de rechazarlo.

Éste, después de un rifirrafe con Rafael Mateos sobre si su intervención se ajustaba o no al punto del orden del día, aclaró que él no cuestiona la legalidad ni a los técnicos, pero que no está de acuerdo con el destino que se da a muchas partidas del presupuesto que ha servido de base para esa cuenta general. Finalmente se abstuvo, igual que hizo el PSOE y la única concejala independiente presente en la sesión.