Aspace abrirá un centro en seis meses cuando disponga de local

La asociación espera que la Caja le diga el precio de la sede de AMCA

Acevedo en el stand de Aspace en la Feria de la Salud
Parálisis cerebral

Si finalmente se llega a un acuerdo, y la Asociación de padres de personas con parálisis cerebral, Aspace, puede disponer de la sede de la desaparecida Asociación de Minusválidos del Campo Arañuelo, en seis meses estaría funcionando en Navalmoral un centro de atención temprana y habilitación funcional. Se cumpliría así el objetivo que persigue desde hace varios años de crear un centro que atienda a los afectados del municipio y de las comarcas de alrededor.
El gerente de Aspace, José Acevedo, explicó en el stand que han tenido en la Feria de la Salud que cuentan con el apoyo político del alcalde, que al carecer de locales municipales que les pudieran ceder, les ha puesto en contacto con Caja de Extremadura para que vean la posibilidad de hacerse con la sede de AMCA, situada en la zona de la Cruz del Rollo y sin uso desde que desapareció el colectivo. Un local que aseguran cumple con las condiciones que necesitan, puesto que es para rehabilitación, que se acreditaría y se podría concertar con el Sepad de manera que los trámites administrativos fueran breves y se pudiera abrir en poco tiempo una vez que se tomara la decisión de la compra.
"Ya hemos hablado con la Caja, señalaba. De hecho estamos a la espera de que nos den un precio. Una vez que lo tengamos veremos qué socios colaboradores podemos encontrar, porque como entidad sin ánimo de lucro que no tiene fondos propios no puede abordar un coste excesivamente alto. Pero sí podríamos abordar un coste medio, a través de un alquiler o una hipoteca a largo plazo. En cualquier caso mucho menos de lo que establecieron en el embargo (más de 300.000 euros). Pero el número de padres que ya hay, la importancia geográfica de Navalmoral y la propia estrategia de Aspace de cubrir áreas geográficas diferentes de las que tiene ahora, nos empuja a hacer ese esfuerzo económico, que no puede ser grande, pero que sí haría en la medida de lo posible".
Esos padres son ahora mismo unos 20, con previsión de aumentar 15 o 20 más en poco tiempo. De modo que en un año o año y medio estiman que podría estar funcionando a pleno rendimiento, descongestionando, de paso, al centro de Jaraíz de la Vera, que es donde van ahora los padres de Navalmoral varios días a la semana.
"No es una ilusión, es una realidad, insistía Acevedo. Esto solamente tiene un cuello de botella y es el precio del local. Si se supera, el centro se pone en funcionamiento en seis meses. Es un compromiso firme. Los padres están esperando que el centro se abra. Y es tan sencillo como que los que van ahora a Jaraíz se quedaran en Navalmoral y los profesionales que están atendiendo a esos chicos en Jaraíz los atendieran en Navalmoral. El único obstáculo es la compra o cesión o el alquiler del local. Si se llega a un acuerdo no tardaríamos seis meses en abrirlo".